¿YA GESTIONAS TU FARMACIA? TE ENSEÑAMOS ALGUNAS HERRAMIENTAS QUE TE AYUDARÁN (2ª parte)

Gestión empresarialUna falta de  liquidez puede llevar a la paralización y a una situación crítica un negocio. Cuando una farmacia empieza a tener descubiertos, retrasar el pago a proveedores, devolver recibos, puede que ya esté cerca del colapso financiero, por lo que hay que anticiparse a esta situación para prever alternativas y buscar soluciones. Tener unas cuentas saneadas facilita la negociación con las entidades de crédito, por lo que si nos anticipamos a las posibles necesidades de tesorería en el futuro conseguiremos, hoy, negociar unas mejores condiciones de financiación y reducir el coste de los intereses a pagar, así como hacer frente a las tensiones de tesorería que se producirían en el futuro si no disponemos de este colchón financiero que puede ser una póliza de crédito, factoring, préstamo u otros mecanismos de financiación.

Para saber en que situación económico-financiera se encuentra la oficina de farmacia  utilizaremos tres ratios financieros, con los que vamos a detectar si nuestra estructura financiera a corto plazo es la adecuada y en el caso de que no lo sea que medidas hay que adoptar para anticiparse a las posibles dificultades  a las que se tendrá que enfrentar la farmacia en los próximos meses.

Los tres ratios que proponemos nos indican la solvencia de la oficina de farmacia en plazos que van de a un año vista a un mes vista. La efectividad de estos ratios será mayor cuanto más constante sea el seguimiento de los mismos, por lo que, si además de hacer la foto financiera de la farmacia en un momento determinado vamos “fotografiando”  la misma a lo largo del tiempo, con un seguimiento mensual recomendable y con un mínimo de cada tres meses, podremos anticiparnos adecuadamente a los problemas.

Los tres ratios que proponemos son los siguientes:

1)      A la pregunta que se hace el farmacéutico ¿con lo que tengo de tesorería más lo que tengo pendiente de cobrar del SOE, que cobraré, más las existencias que venderé podré pagar a mis acreedores durante el próximo año?  Para ello tenemos el Ratio de liquidez: que mide la capacidad de la empresa de hacer frente a sus compromisos con los proveedores y acreedores a corto plazo (1 año). Para calcular este ratio basta con dividir el activo corriente por el pasivo corriente. El valor de referencia se sitúa entre 1 y 2. Importes superiores a 2 indica que la oficina de farmacia dispone de activos improductivos (habitualmente un exceso de existencias). Si el valor obtenido es inferior a 1 hay que analizar el resto de ratios financieros para determinar que acciones correctoras hay que llevar a cabo, ya que este indicador tan bajo ya está anticipado futuros problemas de tesorería. El principal causante de esta situación suele ser unas existencias sobredimensionadas a las necesidades reales de la oficina de farmacia.

2)      A la pregunta que se hace el farmacéutico ¿con lo que tengo de tesorería más lo que tengo pendiente de cobrar del SOE podré pagar a los colaboradores y proveedores en los próximos meses? En este caso el ratio que utilizaremos se conoce como Prueba ácida: este ratio mide la capacidad de la empresa de hacer frente a los pagos a un plazo inferior a los 12 meses. Para el cálculo de este ratio al activo circulante se le resta el importe de las existencias y se divide por el pasivo corriente. El valor de referencia es aproximadamente 1. Un ratio inferior a 1 indica que tendremos problemas de tesorería a corto plazo, por lo que tendríamos que convertir las existencias en dinero o cambiar financiación a corto plazo en financiación a largo plazo. La situación se puede complicar en el caso de que la administración demore los pagos, como está sucediendo en algunas comunidades autónomas.

3)      A la pregunta que se hace el farmacéutico ¿con lo que tengo de tesorería podré pagar a los colaboradores y proveedores a final del mes? En este caso sólo tenemos en cuenta con lo que realmente tenemos de tesorería y lo dividimos por el pasivo circulante, el ratio de referencia es de 0,2. Si obtenemos un ratio inferior al de referencia nos va a indicar que si no disponemos de una póliza de crédito u otra fuente de financiación inmediata (aportación del farmacéutico-empresario o familiar), posiblemente no podremos atender nuestros compromisos a final de mes.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Gestión y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s