¿QUIERES SABER CÓMO PLANIFICAR LA DECLARACIÓN DE RENTA DEL 2013? TE DAMOS UNOS CONSEJOS (2ª parte)

B)    Aquellas que afectan al cálculo de la cuota a ingresar en la declaración de la renta

Pasemos a detallar las principales deducciones de las que se puede beneficiar el farmacéutico en su próxima declaración de renta. Nos centramos en exponer aquellas que se derivan fundamentalmente del desarrollo de la actividad económica.

1)      Deducciones por fomento de nuevas tecnologías

Aunque esta deducción tenía prevista su derogación para el ejercicio 2011, la realidad es que se ha prorrogado hasta el 2013 para los gastos e inversiones para habituar a los empleados en la utilización de las nuevas tecnologías de la comunicación y de la información.

Es apta cualquier fórmula que suponga aportar los medios materiales o el dinero necesarios para proporcionar la conexión y acceso a Internet a los trabajadores. Forman parte de la base de deducción los gastos en equipos como ordenadores fijos o portátiles, agenda electrónica, teléfono móvil, pizarra electrónica que permitan la conexión a Internet, así como los elementos accesorios necesarios para dicha conexión como módem, instalación de red, elementos multimedia, monitor, servidores, software necesario, antivirus, etc. Por contra, quedan excluidos los periféricos o elementos útiles para trabajar en Internet como grabadoras, impresoras, cámaras de fotos y de videoconferencias.

La deducción consiste en aplicar un 1% sobre los gastos e inversiones para habituar a los empleados en la utilización de nuevas tecnologías de  la comunicación y de  la información. En el caso de que los gastos del ejercicio 2013 superen la media del bienio anterior el porcentaje de deducción será del 2% sobre el exceso del importe medio.

No pueden disfrutar de la deducción los gastos o inversiones que sean utilizados simultáneamente en la actividad productiva y en la formativa del empleado, ni los que se afecten a fórmulas de organización de trabajo fuera de las oficinas, ni los que supongan proporcionar medios adicionales de acceso a las nuevas tecnologías a trabajadores ya habituados a su uso.

2)      Creación de empleo a través del contrato de apoyo a los emprendedores

Continua vigente para el 2013 una nueva deducción  vinculada a una nueva modalidad de contrato de trabajo: el contrato de trabajo por tiempo indefinido de apoyo a los emprendedores, que es a jornada completa, se formaliza por escrito, y sólo puede concertarse por empresas que tengan menos de cincuenta trabajadores en el momento de producirse la contratación.

Además de generar derecho a la aplicación de bonificaciones en la cuota empresarial a la Seguridad Social, puede aplicar los siguientes incentivos fiscales:

  •  Las oficinas de farmacia que contrate a su primer trabajador, menor de 30 años, mediante el contrato de trabajo por tiempo indefinido de apoyo a los emprendedores, podrá deducir de su cuota de IRPF la cantidad de 3.000 €.
  • Además, si contrata desempleados beneficiarios de una prestación contributiva por desempleo puede aplicarse una deducción en la cuota íntegra del 50% de la prestación por desempleo pendiente de percibir por el trabajador con un límite de doce mensualidades. Esta segunda deducción se sujeta a las siguientes reglas:

–  El trabajador contratado debe haber percibido la prestación durante al menos tres meses en el momento de la contratación.

–  El importe de la deducción se fija en la fecha de inicio de la relación laboral, y no se modifica por las circunstancias que se produzcan con posterioridad.

–  El trabajador debe proporcionar a la empresa un certificado del Servicio Público de Empleo Estatal sobre el importe de la prestación pendiente de percibir en la fecha prevista de inicio de la relación laboral.

–  La deducción se aplica a los contratos realizados en el período impositivo hasta alcanzar una plantilla de 50 trabajadores, y siempre que, en los doce meses siguientes al inicio de la relación laboral, se produzca, respecto de cada trabajador, un incremento de la plantilla media total de la entidad en al menos la unidad, respecto a la existente en los doce meses anteriores.

Y por último me gustaría comentar que en el mundo de la oficina de farmacia existen otras fórmulas de ahorro fiscal derivadas de la copropiedad en sus diferentes  alternativas como la Sociedad Civil o la Comunidad de Bienes. El ahorro fiscal se consigue por que el rendimiento neto obtenido por la oficina de farmacia se divide, en función del porcentaje de titularidad de cada socio, y de esta manera se evita la progresividad de  la escala de renta.

Hay que aclarar que la constitución de una SCP o una CB requiere de un estudio previo para determinar los ahorros fiscales que se conseguiría con la creación de dichas sociedades no mercantiles de tal forma que permitan valorar de una forma objetiva las consecuencias de una decisión de este tipo. Además, se deberán realizar una serie de trámites ante la AEAT y el colegio de Farmacéuticos correspondiente con el fin de regularizar la nueva situación.

Anuncios
Minientrada | Esta entrada fue publicada en Fiscal y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s